Categorías
NACIONALES

PADRE AL ENCONTRAR A SU HIJO: «AL MENOS LE VAMOS A DAR SEPULTURA»

Carlos Mauricio Castillo Coto, de 27 años, desapareció el día 30 de octubre en la zona del Teatro de Cámara, en San Salvador. Castillo era conductor de un servicio de transporte por aplicación. Ese día salió a trabajar. La familia sabía que trabajaba para esa plataforma, pero se preocuparon cuando ya no pudieron localizarlo. Se reportó su desaparición y hasta hace dos días que se encontró su cuerpo.

Durante las primeras horas del 31 de octubre se reportó el hallazgo como un cuerpo sin identificación en Ciudad Arce, La Libertad. El carro que conducía la víctima no ha sido encontrado, confirmaron familiares y amigos del joven. El cuerpo de Carlos Castillo Coto fue encontrado atado de manos y boca abajo, sobre la calle que conduce a la hacienda Tucutun, en Ciudad Arce, La Libertad.

Cristian, el hermano de Carlos, fue buscado para realizar la prueba de ADN, aún esperan los resultados de Medicina Legal. El hallazgo del cuerpo fue reportado a las autoridades policiales por un lugareño a eso de las 9:00 de la mañana. Las autoridades nada más dijeron que el joven debió haber sido asesinado en otro lado y luego llevado hasta ese lugar. Familiares de la víctima confirmaron a El Diario de Hoy que, según Medicina Legal, Carlos fue asfixiado y, ya muerto, le dispararon dos veces. Para la madre de la víctima, al menos es un alivio haberlo encontrado, aunque muerto. “Gracias a Dios que lo hallamos; al menos le vamos a dar sepultura, comentó a El Diario de Hoy.

FOTO: FRANCISCO RUBIO/EDH

Con información de EDH

FOTO: FRANCISCO RUBIO/EDH
FOTO: FRANCISCO RUBIO/EDH