Categorías
NACIONALES

«NO EXISTE AUMENTO EN LOS DESAPARECIDOS» MINISTRO AL PRESENTAR A LOS RESPONSABLES DE LA DESAPARICION DE LOS HERMANOS GUERRERO

Gustavo Villatoro, ministro de Justicia y Seguridad, dio a conocer nueva información sobre el caso de la desaparición de los hermanos Guerrero Toledo. El hecho ocurrió el pasado sábado el 18 de septiembre, en la colonia Quezaltepec de Santa Tecla, La Libertad, cuando solicitaron un transporte privado a través de una plataforma, con destino al municipio de Nuevo Cuscatlán, donde fueron vistos por última vez.

Según las autoridades, la privación de libertad la realizó la clica Teclas Locos Salvatruchos. Indicaron que se ha logrado establecer la ruta de los hermanos Guerrero cronológicamente, “con análisis de bitácoras, activación de antenas y cámaras”. Asimismo, el funcionario puntualizó que “es un mito el hecho de esperar 48 horas para presentar la denuncia, debe ser en el momento que perdamos comunicación con los familiares”. El Fiscal General, Rodolfo Delgado, dijo que no se han encontrado los cuerpos de los hermanos Guerrero, esto pese a que el ministro de Seguridad, Gustavo Villatoro, dijo que se trataba de un homicidio. También se ha descartado que sus restos estén en el cementerio clandestino de Lourdes, Colón.

Además, agregaron que la desaparición de los hermanos tiene relación con el consumo y venta de drogas. Relacionados a este hecho se ha capturado a Víctor Alexander Ruiz Mejía alias Snifer y José Alexander Martínez Saavedra (conductor), ambos colaboradores de la pandilla MS-13 específicamente de la clica Tecleños Locos Salvatruchos (TLS). Estos sujetos serán remitidos por los delitos de privación de libertad y desaparición de personas. Las autoridades especificaron que aún no han sido localizados los cuerpos de los hermanos desaparecidos, sin embargo, es difícil que estos aun continúen con vida, por lo que ya tratan el hecho como un homicidio. En la misma conferencia de prensa, em titular afirmo que «No existe un aumento en los desaparecidos, solo es una campaña en contra de autoridades de seguridad, por intereses políticos que no tuvieron nunca el interés de resolver los problemas de seguridad».