DEBIDO AL COVID-19 OTRO CENTRO EDUCATIVO DEJO DE FUNCIONAR

El colegio María de Brunner mejor conocido como Kinder Pasitos cierra sus instalaciones luego de 35 años de servicio educativos, esto se debe a que hubo una deserción del 20% de los niños, ya que sus padres quedaron sin empleo o tuvieron que irse para otro sitio durante la pandemia que vive el país.

El año pasado lograron salir con los gastos gracias a la reinvención de las clases en línea, el proyecto independiente llamado Cinco Sentidos ahora se pone en pausa. Las mesas y sillas del kinder han sido vendidos a un colegio de Usulután, pero la mayoría de estos los han adquirido los padres de los ex alumnos del lugar.

Ahora así pone fin este proyecto que con amor fue fundado y que ahora dicen adiós eso mencionó la directora.