Categorías
APOPA

APOPA, CONCEJALES DESPIDEN A VARIAS JEFATURAS SIN AVAL DE LA ALCALDESA

A inicios de semana, este periódico digital reporto que, en la Alcaldía de Apopa, se habían registrado una serie de protestas ante la incapacidad, según los empleados, de algunos jefes y gerentes, tras esa protesta, el concejo municipal de Apopa, con votos de 8 concejales de Nuevas Ideas y 3 de la oposición, destituyeron a tres cargos de confianza de la alcaldesa Jennifer Juárez, de Nuevas Ideas. El argumento de los regidores es el manejo irregular de las finanzas del municipio desde que inició la nueva administración y «engaños» por parte del jurídico de la alcaldía.

Los destituidos son José Salvador Sánchez Membreño, gerente general de la alcaldía. Sánchez era síndico municipal cuando fue alcalde Elías Hernández, quien ahora cumple condena por delitos de corrupción. En su posición de gerente general, según el síndico municipal, Sergio Noel Monroy, engañó al concejo para realizar un despido masivo de personal. El argumento, dicen, fue que se iba a «reorganizar la planilla», pero nunca se acordó el recorte de los más de 125 empleados que fueron despedidos sin justificación, manifestó Monroy. Además, fue cesado del cargo Fidel Campos, jurídico de la alcaldía, por haber generado una situación en la que el municipio ha caído en desobediencia de órdenes judiciales al no restituir a varios empleados.

Otra de las destituciones fue Fernando Valladares, gerente financiero del municipio. El argumento de los concejales fue que hubo un manejo irregular de las finanzas de la alcaldía. La alcaldesa, en el momento que fueron introducidos los puntos de las destituciones y otras que afectan su gestión, se retiró de la sesión del concejo junto a dos concejales de Nuevas Ideas. Esta es la primera vez que un concejo con mayoría de Nuevas Ideas cuestiona las decisiones de un edil y corrige de inmediato.

«Lo que nosotros queremos es que el partido entienda que la alcaldesa nos está haciendo quedar mal como partido. Los afiliados no tienen la culpa, el pueblo de Apopa no tiene la culpa», expresó Monroy.