ESTA CLÍNICA PONIA VACUNAS CONTRA EL COVID NO AUTORIZADAS

La Policía junto con las autoridades de Educador cerraron una clínica clandestina al sur de Quito, donde suministraban una sustancia no identificada a sus pacientes, se dice que esta ayudaba a prevenir el covid-19, así lo informaron las autoridades correspondiente. Todo paso en el barrio de la parroquia quiteña de Guamaní.

Según las investigaciones realizadas, ese local era un spa y centro de masajes para adelgazar, pero durante la pandemia se autodenominó centro de tratamiento contra el nuevo virus, así lo dieron a conocer el secretario de seguridad de Quito, César Díaz.

Cabe mencionar que al momento del operativo el lugar estaba abarrotado de personas esperando su turno para sus tres dosis de la supuesta vacuna con un costo de 15 dólares, luego se le administraba dos sueros, una lavable y uno multivitamínico con un total de $25 y $70 respectivamente.