Categorías
NACIONALES

ÉL ES RODRIGO JOVEN EMPRENDEDOR SE GANA LA VIDA ELABORANDO ATAÚDES PARA MASCOTAS

Se trata de un emprendimiento que ofrece ataúdes para enterrar a las mascotas, esos compañeros fieles que se ganan un lugar en las familias. En el país ya es posible encontrar ataúdes para mascotas, diseñados para el entierro no solo de perros y gatos, sino también para aves y otros animales como conejos, hámster y tortugas, entre muchos otros que se han ganado el cariño de muchos humanos.

Rodrigo Hernández es un joven de 24 años originario del populoso cantón Lourdes, ubicado en el municipio de Colón, departamento de La Libertad. Ahí tiene su negocio Yesomármol El Salvador, emprendimiento que moderniza artículos fúnebres en el municipio.

Rodrigo comenta que, aunque su pasión son las Comunicaciones, le motiva mucho más emprender e innovar; y desde hace más de un año el negocio ha ido creciendo hasta llegar a una nueva propuesta para sus clientes.

La idea nació cuando Rodrigo debió recibir el cuerpo de “Cookie”, un perro raza poodle que por su condición de salud ya no soportaba la operación sugerida en el Hospital Veterinario Chivo Pets y tuvo que ponerlo a dormir.

“En la Chivo Pets o cualquier veterinaria te entregan a tu mascota muerta sin nada así como lo llevas te lo dan si fallece y así fue como nace esta idea darles una despedida digna”, asegura el joven.

De esta forma, Rodrigo mitiga en parte el dolor que causa la despedida definitiva de esos seres indefensos que se convierten en parte de las familias salvadoreñas. Los ataúdes para mascotas ya sea por encargo, de acuerdo al tipo del animal, llevan todo un trabajo creativo y atuendos en el interior de las cajas, de acuerdo al gusto de quien lo solicite.

“Ofrecemos para toda clase de mascotas, según lo que el cliente quiera, nos hemos esforzado para que cada ataúd sea especial. Hay unos que llevan troquelado en forma de gato, para los pericos como casita de aves, los de perros troquelados en forma de croqueta y así tenemos en tamaño también”, añade.

Rodrigo trabaja de la mano con su madre, Betty Galán, y su hermana, Sofía Hernández, quienes también colaboran para la realización de los ataúdes. “Tenemos un carpintero de confianza que hace las cajas en madera y nosotros nos encargamos de lijar, pintar y decorar la parte de adentro y la de afuera, y ponerlos a la venta ya con todos los acabados”, comenta.

«En la parte de la decoración interviene mi mamá, y en la de los diseños de las placas conmemorativas, mi hermana, que es la encargada de armarlos y así complementamos el trabajo», dice Rodrigo.

Para el joven, esta es una oferta interesante ya que no existe un lugar donde se pueda comprar este tipo de ataúdes: “Esperamos que cuando la gente sepa de este emprendimiento podamos tener ofertas comerciales tanto veterinarias como el mismo hospital y suplir la demanda así de darle sepultura a las mascotas”.

En Yesomármol El Salvador se pueden encontrar ataúdes desde los $20 hasta los $100 o según sea la personalización que desee el cliente. También se ofrece un código QR que contiene información como el nombre de la mascota, fotografías y relatos sobre la misma.

Además, el emprendimiento ofrece a sus clientes una variedad de placas y cruces con sistema de QR de precios variados y cómodos dependiendo del gusto del cliente. Los interesados pueden encontrar trabajos desde $25 para que recuerden a sus seres queridos.

Si usted desea contactar a Rodrigo Hernández, lo puede hacer por Facebook como Yesomármol El Salvador y al número telefónico 6186-1514.